Menú

¿Cómo Negociar con el S&P 500?

El S&P 500 está compuesto por las 500 empresas de mayor capitalización bursátil que cotizan en Estados Unidos. El índice S&P 500 (USA 500) puede negociarse indirectamente mediante fondos mutuos o ETF compuestos por acciones o futuros, o puede negociarse mediante Contratos por Diferencia (CFD).

Los negociantes pueden optar por negociar de forma similar al comportamiento del S&P 500 comprando acciones o futuros de cada una de las 500 empresas. Sin embargo, esto sería difícil y llevaría mucho tiempo hacer el seguimiento de la combinación correcta de acciones en la canasta.

Los negociantes también pueden trabajar con un corredor y comprar fondos mutuos o ETF que incluyan una representación de las acciones o futuros del S&P 500 en sus canastas. Estos ya están configurados para ser representativos de la composición del índice. Sin embargo, los corredores suelen cobrar grandes comisiones y tienen tiempos de ejecución más lentos que otras alternativas.

Nube de palabras del S&P 500.

Negociar con el S&P 500

Los traders pueden optar por utilizar CFD para negociar el S&P 500 en la plataforma de Plus500. De este modo, puede negociar sobre el movimiento del S&P 500 sin tener que comprar ninguno de los activos subyacentes. Las trading con CFD le permiten negociar con el índice utilizando el apalancamiento, lo que significa que sólo tiene que poner una parte del valor de su posición cuando entra en una trading, en lugar de todo el valor de la posición, como cuando compra fondos mutuos o ETF.

La plataforma de Plus500 ofrece una ejecución rápida de las órdenes, lo que potencialmente reduce el deslizamiento. Además, el trading de CFD con Plus500 sobre índices no incurre en comisiones, y los instrumentos se ofrecen con diferenciales ajustados.

Los traders de CFD también pueden obtener ganancias potencialmente en los mercados a la baja. En la plataforma de Plus500, los traders pueden abrir posiciones de Compra y de Venta (entrar "en largo" o entrar "en corto"). Cuando los traders entran en largo, creen que el precio del índice subirá en el futuro. Sin embargo, a diferencia de los fondos mutuos y los ETF, los traders también pueden entrar en corto si creen que el precio del índice caerá en el futuro. En cualquier caso, los traders deben recordar que el trading de CFD es arriesgada y puede resultar en la pérdida de todo su capital.

Al utilizar la plataforma de Plus500, hay dos formas de negociar con el S&P 500 mediante CFD, CFD de futuros y CFD de opciones*.

CFD de Futuros - El trading de futuros implica la apertura de posiciones Comprar o Vender sobre un instrumento, y obtener beneficios o incurrir en pérdidas por la diferencia de precio del instrumento desde el principio hasta el final de la transacción. Los traders abren una posición de Compra (o Larga) si creen que el precio del activo subirá en el futuro. Los traders abren una posición de Venta (o Corta) si creen que el precio del activo caerá en el futuro.

CFD de Opciones* - Al negociar con CFD de opciones, los traders están especulando con el precio futuro (precio de ejercicio) de un instrumento subyacente como una acción, índice o materia prima. Para más información sobre el trading de opciones, puede leer más aquí.

Beneficios de Negociar con CFD del S&P 500

Apalancamiento

Negociar CFD con apalancamiento y diferenciales ajustados puede proporcionar un mayor potencial de ganancias y pérdidas en comparación con los fondos mutuos y ETF tradicionales, que se adquieren sin apalancamiento a través de los corredores. En el caso de los fondos mutuos y los ETF, usted tendrá que comprar posiciones en el S&P 500 con un ratio de 1:1, reservando el valor total del instrumento. Los CFD, por el contrario, solo requieren que se aporte un pequeño porcentaje del valor del índice. Sin embargo, cualquier ganancia o pérdida es la misma que si hubiera aportado el valor total de la posición.

Si el índice se negocia con un apalancamiento de 1:5, usted tendrá que aportar el 20% del valor del activo, y con un apalancamiento de 1:20, solo tendrá que aportar el 5% del valor de la posición de apertura del instrumento. Cuando se cierra la operación, su ganancia o pérdida se calcula en función del valor total de su posición, no de la cantidad que se aportó para abrir la operación. Es importante recordar que tanto las oportunidades de ganancia como las pérdidas potenciales se magnifican cuando se utiliza el apalancamiento.

Por ejemplo, si quisiera abrir 10 posiciones de Compra del S&P 500 mientras cotiza a $3840 con un apalancamiento de 1:20, usted solo tendría que aportar $192 por cada posición que quisiera ordenar, en lugar de los $3840 totales. Si el precio subiera a $4.000, usted ganaría $1.600. Sin embargo, si el precio bajara a $3680, perdería $1600.

Ejecuciones rápidas

Las operaciones con CFD pueden abrirse en cuestión de segundos en la plataforma de Plus500, lo que hace que los efectos del deslizamiento sean potencialmente mucho menores. De este modo, es más fácil saber el precio al que se abrirán o cerrarán sus posiciones. Los fondos mutuos y los ETF suelen tener un mayor riesgo de deslizamiento porque su tiempo de liquidación es más lento y los precios pueden cambiar entre el momento en que se coloca una orden y el momento en que se ejecuta. El deslizamiento puede ser negativo, si recibe un precio peor que el solicitado, o positivo, cuando se recibe un precio mejor que el solicitado.

*La disponibilidad de los instrumentos está sujeta a regulaciones.

¿Necesita ayuda?
Apoyo 24/7